Las opciones sobre Futuros E-mini y Micro E-mini de CME, cuyo vencimiento sea semanal o fin de mes, cuando éste último no coincida con un vencimiento trimestral, liquidan por entregas, no por diferencias (como es el caso de las opciones Mini-Ibex de BME o las opciones sobre Dax y EuroStoxx de Eurex)

¿Qué quiere esto decir y cómo le puede afectar si opera estos nuevos contratos?

Si Usted llega con su posición abierta en opciones sobre índices de CME a vencimiento, y este vencimiento es semanal o fin de mes (sin coincidir este fin de mes con el vencimiento trimestral) y dicha posición esta dentro del dinero, ese viernes a las 23:00, momento en que CME realiza la liquidación, el mercado le entregaría un futuro comprado o vendido.

¿Cuál es el riesgo para iBroker (y también para Usted)?

Vamos a suponer que Usted compra opciones pagando una prima, y no tiene más saldo en la cuenta que el que ha necesitado para adquirir esas opciones compradas. Recordamos que las opciones compradas, por definición no tienen más riesgo que perder el valor de la prima pagada.

Pero si su opción llega a vencimiento y estuviera en el dinero, el mercado le dará un futuro comprado o vendido, que el viernes a las 23:00 no tiene su mercado de negociación abierto. Sin embargo, su posición en futuros comprada o vendida puede abrir el lunes de madrugada con un gap sobre el precio al que le entregaron su futuro comprado/vendido. Ese riesgo, salvo que tenga en su cuenta el saldo suficiente para atender las garantías que requerimos en todo momento para abrir y mantener una posición de futuros, no podemos asumirlo en iBroker, por lo que procederíamos del siguiente modo:

Cualquier opción sobre índices de CME que el viernes día de vencimiento del contrato se encuentre "in the money" (dentro del dinero), se valorará por iBroker como un contrato de futuros que requiere garantías fin de día. Si una vez valorada así la posición del cliente, su cuenta no tuviera saldo suficiente para atender las garantías, iBroker tiene el derecho, no la obligación, de cerrar la opción en el dinero del cliente antes de que llegue a vencimiento, para evitar que en la cuenta se reciba una posición de futuros para la que el cliente no tiene saldo suficiente.